El uso del tapabocas en los tratamientos de estética

Actualizado: may 12


El tapabocas es un elemento importante de todo protocolo en cabina. Si bien su uso ya venía siendo necesario por su protección contra tóxicos, restos biológicos o cualquier afección sin importar el nivel de cercanía; ahora, es más importante que nunca.


Con el COVID-19, el uso del tapabocas es imprescindible tanto para clientes como para tu equipo. Muchos negocios de estética, además, de usar tapabocas, usan pantallas protectoras, para aislar al cliente y garantizarle un servicio más seguro y cómodo.

En muchos casos, dependiendo del tratamiento estético, el cliente no podrá llevar tapabocas. Por eso, tu equipo deberá reforzar la seguridad por la seguridad de ambos.

No se debe bajar la guardia, todavía existen riesgos, por lo que deberás cuidar al detalle cada una de las precauciones que tomes, desde el uso del material necesario, hasta los protocolos de higiene y desinfección establecidos.


Recomendaciones de uso en tratamientos con clientes:

1. Usar tapabocas protectores (sanitarias, quirúrgicas o lavables), así como guantes de uso individual y cambiar tras cada servicio. Lo mismo que la ropa de la camilla.

2. Se recomienda llevar a cabo el procedimiento con el pelo recogido y sin joyas.

3. Utilizar ropa de trabajo y calzado diferente al que se usa en la calle para preservar la salud.

4. Si el tapabocas es lavable, se debe lavar con el resto del vestuario (uniforme y bata). Preferiblemente con agua caliente y sin mezclarlo con otras prendas.

5. Siempre usar geles antibacteriales en manos después de cada manipulación con paciente y equipos.

10 vistas0 comentarios